portada Huyendo conmigo de mi
ALBUM: Fito & fitipaldis / Huyendo conmigo de mi
PRODUCCION: 2014
HUYENDO CONMIGO DE MÍ

Más o menos han pasado unos cinco años desde que preparamos el anterior disco de estudio. Te podrá parecer que soy un vago, pero en ese tiempo a mí me da que he hecho un millón de cosas. No soy un músico al que se le puedan poner plazos. No tengo método. Voy apuntando frases, recopilando melodías, voy haciendo un jariguay de la ostia, pero nunca son canciones, solo trozos, ideas…

Cuatro o cinco años, si miro hacia atrás; cuatro o cinco años es el tiempo habitual en tener las ganas de juntar todo el material, ordenarlo y hacer un disco. Hacer un disco no es hacer canciones. Las canciones las hago yo solo en casa. Para hacer un disco tienes que tener las ganas, la energía de meterte de cabeza. Hay que preparar toda la maquinaria: buscar a los músicos, los estudios, el diseño de la portada, sabes que vas a hacer un video… y sabes que tu vida va a cambiar.

Para llegar ahí he tenido que volver a abrir la puerta a las musas. Siempre decimos aquello de “no me vienen las musas”. ¡Es mentira! Soy yo el que me he alejado de ellas, pero llegado el momento las busco. Es puro egoísmo. Escribo las letras de mis canciones porque me dan la satisfacción de hacer que yo mismo me entienda mejor. Así me explico muchas cosas que, de otra forma, soy incapaz de ver. Y, así, me conozco mejor. Luego les pones música y ya son de todos. Tras los encuentros con las musas llega Carlos Raya. Tengo frases, músicas y melodías en un caos desordenado al que Carlos le pone orden. Tiene la capacidad de verlo todo globalmente y por eso me resulta imprescindible.

Huyendo Conmigo De Mí lo hemos grabado en Madrid, con Carlos Raya en la producción y con muchas ganas. Porque con la banda actual solo habíamos grabado en la gira de teatros. El anterior disco lo hice con grandes músicos de estudio, pero grabar con tu banda con la que te entiendes con pequeños gestos, porque llevamos tantísimos conciertos, porque somos amigos en lo personal… Es grande entenderte con la mirada.

Elegí “Entre La Espada y La Pared” para ser la primera canción del disco y el single de presentación porque la encuentro agradable. Si una canción te lleva a un sitio agradable, ya vale para algo. La canción en sí no define el disco. Los discos de los Fitipaldis siempre tienen un tema instrumental, una versión, rock urbano, rock americano… Un abanico de estilos porque es lo que a mí me gusta, siendo la primera una canción agradable. Hay otras como “Pájaros Disecados” que nacen de una frase que escribí y que, recuperada más tarde, me parecía muy divertida: —Estaba tan deprimido que tenía la cabeza llena de pájaros disecados. Me parecía muy gracioso, pero luego seguí escribiendo y se fue la gracia.

Escribiendo tengo la gran suerte de buscarme a mí mismo y, al igual que otros escriben diarios o blogs, yo al final tengo nuevas canciones que las guardo, las trabajo y forman parte del repertorio de mi música.

EnHuyendo Conmigo De Mí, la versión es de la canción “Nos Ocupamos Del Mar” de La Mandrágora. Siempre soy respetuoso con las canciones que versionamos. Lo fundamental es llevárnosla a nuestro terreno. No siempre sale. Tengo un millón de canciones que me guían y que me han hecho mejor, como para hacer un disco de versiones. Me encantaría, pero no siempre me las puedo llevar a mi sitio y, si no puedo, ya no me apetece. Javier Krahe con veintiséis años escribió la letra de “Nos Ocupamos Del Mar”. Me parece increíble que con veintiséis años puedas escribir una letra así y la melodía de la voz es algo precioso.

Casi todo el mundo sabe que no me suelo ocupar sobre cosas de política o de actualidad social porque pienso que se pasan de moda enseguida. Con los años caducan muy rápido. Pero no puedo evitar que me pregunten qué me parece cómo está el panorama. Y yo pienso qué es lo que debo responder. Hablan de corrupción, Bárcenas, Cataluña, los jueces, la justicia… Pensando y pensando, solo se me ocurre una frase que dice “dime si sonrío con la gravedad adecuada”. Esa sería mi respuesta: dime si esta cara te está diciendo lo que pienso. Ahí nace la canción “Nada De Nada”.

“El Vencido” y “Garabatos” se mueven entre recuerdos. No me gusta mucho menear los recuerdos. Cada vez que sacas uno lo contaminas, pero hay momentos en que no puedes detenerlos en marcha. “Garabatos” nace de una comida en el campo del Rayo. Estábamos todo el equipo de gira y nos encontramos con El Pulga, el dueño de El Hebe, el bar mítico de Vallecas. Comiendo, todo el mundo hablaba de recuerdos. “¿Te acuerdas de esto y de lo otro?” “¿De eso cuánto tiempo hace ya? ¿Veinte? ¿Treinta años?” Entonces se gira El Pulga y dice: —¡De todo hace mucho tiempo ya!—.Un chaval de veinte años no puede hablar de hace quince años, salvo si recuerda sus juegos con los Klicks. A mí me encantó esa respuesta. Y mucho después estando en casa, intentanto hacer una canción, recordé esa comida y la conversación y me dio pie para hacer “Garabatos”. Le llamé a El Pulga todo contento para contárselo. —¿Te acuerdas de la comida en el campo del Rayo y de tu frase? Pues he hecho una canción —le dije. Él no entendía de qué hablaba y me decía: —¿Estás bien?

“Lo Que Siempre Quise Hacer” es un cariñoso aviso para navegantes. No me deis la vara con volver a lo que fui. Ahora soy y estoy, perro viejo con lo que me sienta bien y estoy muy bien. Me interesan todas las opiniones, pero musicalmente me encuentro exactamente en las coordenadas que buscaba, aunque siempre hay margen.

El instrumental “UmoreOna (Buen Humor)” me sirve para huir por el pentagrama. Tengo cerca siempre a grandes guitarristas: la guitarra de Bátiz, de Uoho, de Carlos Raya y está la mía un poco acomplejada. Siempre me guardo algunas canciones para ejercer de guitarrista. Me sirven para jugar a que soy un gran guitarrista y hago piruetas. En el disco no hay grandes solos de guitarra, así que en la instrumental aprovecho para hacer la música que me gusta escuchar a mí.

Para la portada Javier Salas escogió una escalera con peldaños pintados de rojo. —Súbete y te tiras y te subes y te vuelves a tirar —me dijo—. Bueno, pues vale. Luego vi las fotos. Todo blanco, yo vestido de negro y los escalones rojos. Ahora las portadas se piensan sencillas porque los CD no dan el juego de las portadas de los elepés. De cualquier forma, quería una portada sencilla de ver para un disco sencillo de escuchar.

Fito Cabrales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR


FITO & FITIPALDIS - 2016 - POLITICA DE PRIVACIDAD Gestionado por CulturaRock